Si estáis planteándoos pintar las paredes de vuestro hogar, deberéis saber que la luz es uno de los factores más importantes para la elección del color de la pintura.

Hemos considerado conveniente realizar un articulo que avise a nuestros lectores acerca de los efectos que provoca la luz sobre el color de las paredes pintadas.

De hecho, si habéis seleccionado un color oscuro para vuestra pared, debéis aseguraros de que la pared no va a estar demasiado iluminada, ya que sino cuando la pared este pintada por completo, se verá con una tonalidad más clara.

Esto sucede, la mayoría de las veces, con los colores crema que la gente escoge para pintar sus comedores o salones. Una vez pintados, al reflejar la luz de las ventanas sobre las paredes, provoca que el color crema se pierda y visualmente parezca que la pared esta pintada de blanco.

Lo mismo sucede con las tonalidades de otros colores como el rosa, azul o verde claro de las habitaciones de los niños.

Y, ¿cómo evitamos que el color se pierda?

La respuesta es muy sencilla, ya que para que el color no se pierda en aquellas habitaciones que poseen mucha iluminación, es necesario que se escoja una tonalidad más oscura para pintar las paredes.

Finalmente, si la iluminación es mediante bombillas, siempre podemos quitar alguna para rebajar la intensidad de la iluminación de la habitación y evitar así el tener que pintar la pared  con una tonalidad más oscura.

Enlace: tanflex

También te puede interesar:  Decorar paredes de cocina