Existen algunas reformas que son más comunes en una vivienda. Las mismas se basan en la utilidad, generalmente son las que se realizan para buscar una mayor comodidad en el hogar.

Reformas funcionales

Reformas habituales en una casa
Fuente: Silvia Rodriguez

Algunas reformas habituales en una casa son más demandadas que otras, la mayoría de ellas están pensadas para ganar comodidad en los hogares. Si tienes pensado hacer un cambio en tu hogar deberás animarte, hoy te daremos algunos consejos para que puedas tener en cuenta en las reformas más frecuentes.

Realizar un armario en la entrada de tu vivienda

Reformas habituales en una casa
Fuente: Silvia Rodriguez

Tener un armario muy cerca de la entrada de la vivienda nos permite tener ordenado los zapatos, los abrigos. Podrás elegir un modelo que se encuentre empotrado, semi empotrado. Podrás aprovechar el espacio o el hueco que quede entre pilares, levantando un tabique lateral en el caso de que sea necesario.

Reemplaza una bañera por una ducha

Reformas habituales en una casa
Fuente: Silvia Rodriguez

Si quieres ganar espacio en tu baño podrás colocar una ducha, reemplazando por la bañera. Para eso deberás contratar a personal que realice algunos cambios mínimos, como quitar la bañera, adaptar el desagüe y las tomas de agua, colocar una nueva grifería y una mampara (si lo consideras necesario). En muchos baños puede ser necesario construir un tabique adicional o cambiar parte de las paredes y del suelo.

También te puede interesar:  Imágenes que inspiran: una decoración masculina

Si no quieres caer en una reforma complicada lo ideal es sacar la bañera, colocar un plato para la ducha al ras del suelo (que podrás conseguirlos prefabricado o confeccionarlo a medida), después poner la nueva grifería y una mampara, de esta forma no tendrás la necesidad de cambiar el revestimiento de las paredes. Piensa las amparas transparentes aportarán una mayor amplitud visual. Podrás cambiar la elección de la mampara por una frontal de vidrio templado.

Alisa las paredes quitando el gotelé

Muchas viviendas antiguas tienes sus paredes recubiertas por la técnica de gotelé o escarchado. Además de no usarse tanto impide que tengamos la posibilidad de realizar diferentes terminaciones, texturas, tampoco podremos colocar ninguna cenefas decorativas.

En el caso de que la pared esté pintada al temple será necesario humedecer la pared con un pulverizador de agua, o un rodillo de pintor. Esperar y retirar el gotelé con una lija o ayudándote con una espátula. Después será necesario arreglar los desperfectos que tengan las paredes y emparejar la superficie para poder pintar.

Si la pared está cubierta con pintura plástica el trabajo para quitarlo será mas difícil, ya que al no llegar absorber la humedad se deberá quitar la pintura picando o raspando, para después lijar y enduir la superficie. En esos casos lo mejor será cubrir las superficies con gotelé aplicando yeso, alisador de gotelé o aquaplast. Para terminar será necesario lijar las paredes y darle una manos de imprimación De esta forma la pared quedará en condiciones de ser pintada.

La mejor forma para descubrir qué pintura tiene las paredes es cuando las humedecemos, si se llega
a oscurecer un poco y se desprende con facilidad estaremos delante de un temple.

También te puede interesar:  Una exótica jirafa multifunción

Errores que deberás evitar cuando vayas a ampliar tu vivienda

Existen ciertos errores que será necesario evitar en el momento en que vayas a ampliar tu hogar. Nunca toques los muros que dan hacia el exterior de la vivienda. Modificarlo podrá afectarlo en el aislamiento de la vivienda, favoreciendo la aparición de zonas de humedad.

Los muros exteriores están creados para proteger la casa y brindar resistencia térmica. Así que si pensabas rebajar el grosos de alguno de ellos para ganar espacio deberás pensarlo varias veces ya que se podrá perjudicar el aislamiento térmico, lo que se traduce en mayor perdida de calor en invierno y de frío en el verano).

Nunca quites ningún tabique sin conocer su funcionales

Si quitas algún tabique de tu casa podrías afectar a la estructura del suelo y de las otras paredes. Si quieres ampliar alguna habitación o unir dos ambientes deberás pensar que los tabiques pueden servir de apoyo a alguno de los muros, por eso, si retiras alguno se podrá producir desniveles en el suelo y daños en otras paredes.

Tampoco deberás reducir el ancho de las paredes que dan a una escalera o a la entrada. En este caso podrás ocasionar problemas vinculados con la acústica y con la pérdida de temperatura. Si bien son muros que se encuentran en el interior de la vivienda si vas a reducir su ancho, porque buscas empotrar algún mueble, empezarás a percibir más ruidos y notarás que se ocasionan pérdidas severas de temperatura.

Cuando realices una reforma en tu baño y tengas que cambiar el inodoro de lugar existen ciertos errores que deberás evitar. Si vas a desplazarlo entre un metro y un metro y medio la pendiente que deberás realizar no tendrá que dañar el techo del vecino de abajo. Lo ideal es no tener que desplazarlo, así no generarás desperfectos en el piso inferior.