Hay algunas piezas del mobiliario a las que les prestamos poca atención y aunque las usamos con asiduidad, y nos resuelven  en muchas ocasiones de problemas no les damos el valor que realmente tienen.

Estoy hablando de los banquetos, banquetas o taburetes. Generalmente las escondemos en la cocina donde no se vean. Son la cenicienta de la decoración. Yo quiero reivindicarlas, pues su utilidad está fuera de toda duda.

Y para ello este ejemplo, sencillo, de madera y con un aire  oriental. Un complemento ideal para cualquiera de la estancias de nuestra casa. En el baño, para dejar la ropa. En el dormitorio para idéntica función o complemento estético, además de para llegara a ese lugar alto. En la habitación de los niños como asiento extra. En la cocina para la mesa del desayuno. En el salón para complemento o revistero. En el recibidor para dejar el maletín o el bolso. No hay sitio en una casa donde no pueda encajar una pieza como esta.

Es de Design, su precio es de 119 € y los colores pueden ser el verde musgo, negro, gris y blanco.

Mas diseños, pincha en Design

Mury, un beso

También te puede interesar:  Ideas para sustituir al cabecero