Como podéis observar en la fotografía se ha rellenado el hueco de la pared con dos espejos idénticos colocados de forma paralela.

Esta técnica es muy habitual en los recintos públicos como por ejemplo; las recepciones de los hoteles o las salas de espera de las clínicas.

Se colocan dos espejos iguales sobre la pared porque de esta forma se rellena el hueco vacio de la misma y ofrece la posibilidad de dar una utilidad por separado.

Imaginemos que estamos en una recepción de hotel, esperando a que nos den alojamiento. Entonces vemos un espejo y nos quedamos mirándolo. Sin embargo la persona que tenemos al lado también quiere mirarse, pero por educación no lo hará en el mismo espejo que vosotros. De ahí que se utilice esta técnica en lugares públicos y concurridos.

No obstante, si queréis utilizar esta técnica en vuestro hogar nadie os lo va a impedir, pero os aconsejamos que lo hagáis en lugares amplios como el comedor o el salón.

Enlace: micasarevista

También te puede interesar:  Decorar una pared con aspecto desgastado