Relojes de pared vanguardistas

3
122

El reloj ha sido un elemento decorativo por excelencia desde siempre en todos los hogares, por no decir en todas las estancias, en la cocina, en el dormitorio, incluso en el baño, en el pasillo, y por supuesto en el salón… grandes y pequeños, de pie o de pared… y las tendencias se renuevan aunque la esencia permanece, los diseñadores se afanan en renovar y en buscar la originalidad y el minimalismo en todos los elementos, así los tradicionales relojes comparten mercado con otros modelos mas vanguardistas como los que nos presenta Chronarte.

El de la foto es el modelo Canna, uno de los tres que nos presenta Chronarte en su web, el diseño es ideal para lofts o para espacios con una decoración de estilo minimalista, se trata de un espectacular reloj de pared, constituido por una base de aluminio y por doce tubos de cinco centímetros de diámetro de cristal transparente, llenos de agua coloreada, el agua va llenando los tubos minuto a minuto, repitiendose el proceso cada doce horas.

Según palabras de sus diseñadores, además de marcar las horas de forma práctica, tiene un significado añadido, puesto que el flujo contínuo de agua representa el paso del tiempo de una forma simbólica, y bien pensado bastante romántica.

Mide un metro y veinte centímetros de alto y setenta centímetros de ancho, por lo que es adecuado para colocar en espacios grandes, pesa unos 30 kilos lo que no lo hace muy manejable, pero desde luego colocado en el sitio adecuado será un elemento decorativo de excepción para vestir una pared, podemos elegir el agua entre varios colores, según el que más se adecúe al resto de la decoración de la estancia en la que lo vayamos a colocar.

3 Comentarios

  1. Buenos dias me gustaria saber el precio del reloj canna y donde podria verlo, yo soy de Barcelona.

  2. me gustaria ver fotos de relojes de pared donde aparece la hora en digitos,el mes en letras y el dia en numeros.
    Creo que este tipo de reloj se llama de “librillo”.
    Los he visto en los Bancos

Dejar respuesta