Renovar sillas plásticas

Renovar sillas plásticas, es  algo que podemos hacer en casa, con un poco de ingenio y tiempo, ahorrando de gastar en comprar nuevas sillas, cuando las que tenemos aún sirven pero nos parecen ya muy aburridas. Bastará entregarnos a actualizarlas usando un poco de pintura. Y claro, siempre podemos emplear la idea para otras renovaciones en casa.

renovar sillas plásticas
Fuente: Reciclados

Renovar sillas plásticas con pintura

Aunque las sillas que tenemos en casa y sirven tanto, suelen venir en toda variedad de colores, cierto es que también podemos darles otro toque de color más divertido cuando ya han perdido mucho de su atractivo. Para ello lo mejor es renovar sillas plásticas con pintura, eligiendo la pintura adecuada para plástico que sea duradera e impermeable, sino tienes experiencia en pinturas, pide asesoría en la tienda donde compres pintura y podrás elegir entre muchas alternativas.

Renovar sillas plásticas

Para renovar sillas plásticas con pintura, en el caso de las que ves en la imagen, se han elegido dos colores alegres y contrastantes,  que son fáciles de aplicar pero hacer el diseño de rayas, requiere un poco más de experiencia para lograr ese aspecto. No es difícil y usualmente se hace usando cinta adhesiva para cubrir el color blanco o el color básico de la silla mientras se pinta el resto con el color nuevo que vamos a poner a la misma.

Es una forma más práctica de pintar y claro, siempre puedes encontrar pintura en spray que hará más fácil todavía la tarea. Y sino piensas en pintura para renovar sillas plásticas puedes pensar en washi tape, esa cinta adhesiva decorada que está tan de moda servirá bien para hacer una renovación muy colorida.

También te puede interesar:  ¿Cómo hacer tu casa más grande sin reformas?: 7 consejos clave

En ese caso, usando la misma alternativa de agregar un color diferente al de la silla pero conservando el original como fondo, puedes colocar tiras de cinta de washi tape hasta lograr la decoración total. Renovar sillas plásticas no tiene por qué ser caro ni complicado, sino todo lo contrario, una buena manera de aprovechar de nuevo lo que ya tenemos en casa y se verá ahora como nuevo con otro colorido.