alfombra

Las alfombras son un elemento decorativo y realmente muy funcional. Pero, si bien con el tiempo pueden pasar de moda, hoy hemos traído para ti la solución ideal para renovarlas y mantenerlas siempre en pleno funcionamiento.

La técnica es muy sencilla y consiste en decorarlas con pintura, logrando que estas se vean como nuevas.

Para esta tarea necesitarás: una alfombra, pintura para telas, plantillas de estarcido, cinta adhesiva, lápiz, pincel, un paño viejo y limpio, y una plancha.

  1. Una vez reunidos todos los materiales, podrás comenzar por preparar la alfombra para comenzar a renovarla. Para esto deberás tener en cuenta que su base debe ser color blanca, de lo contrario, deberás pintarla con pintura para telas blanca y dejarla secar toda una noche antes de comenzar con el trabajo.
  2. Una vez lista la superficie de trabajo, deberás colocar la plantilla de estarcido, asegurándola con la cinta adhesiva para que no se mueva, y comienza a marcar el diseño con el lápiz en toda la alfombra.
  3. Cuando el diseño se encuentre plasmado en la alfombra, será hora de comenzar a decorarla. Para esto, toma la pintura para tela del color que hayas escogido, junto al pincel, y comienza a colorear por un lado el diseño de la plantilla, y por el otro, el resto de la alfombra. Una vez listo, deja secar durante cuatro horas.
  4. Por último, coloca un paño limpio sobre la alfombra, y plancha toda la superficie para asegurar la pintura. Ahora si tú alfombra está completamente renovada y lista para usar!

Fuente: OkDecoración.

También te puede interesar:  Alfombras de bambú: el último grito