Seguiremos hablando de la forma en que puedes decorar tu habitación sin gastar demasiado dinero. Cambiando algunos detalles obtendrás un dormitorio diferente, sin tener que gastar mucho dinero.

si tu dormitorio es amplio, con mucho espacio coloca una mesa o un escritorio en donde puedes tener tu espacio de trabajo y estudio. A esta mesa o escritorio se puede agregar algún detalle como una lámpara de mesa.

Algunos expertos en la materia no aconsejan que se coloquen plantas dentro de la decoración del dormitorio. Pero gracias a ellas se podrá conseguir un ambiente relajado con un estilo más acogedor. Las plantas de interior son una forma de mejorar la decoración muy económica.

Cambios en el dormitorio

Con sólo cambiar la colcha, verás como con ese detalle tu dormitorio lucirá diferente. Con la llegada del invierno puedes aprovechar para colocar un edredón para pasar los fríos. Si esto se sale del presupuesto podrás colocar alguna manta de viaje que combine y doblarla a los pies de la cama.

Coloca cojines encima de la cama. Un par de cojines quedarán perfectos y darán una sensación más cogedora. Si tienes menos de 18 años podrás animarte a los peluches sobre la cama. Repinta la pared, si tu presupuesto es acotado crea una pared de impacto donde tengas el cabecero, píntala de un tono diferente.

Cambia el cabecero de la cama. En el mercado encontrarás modelos muy diferentes, entre ellos conseguirás un modelo apropiado para tus necesidades y gustos. Renueva las lámparas, tanto las de la mesillas como las del techo. Elige los modelos que se adapten al resto de la decoración.

También te puede interesar:  Espejos en pegatina

 

Compartir
Artículo anteriorDIY: Portavelas hechos con manzanas
Artículo siguienteCambia el revestimiento de tu baño
Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece