botella con asa

Estoy molesta, porque me acabo de quedar en la mano con el asa de una botellita de cristal a la que le tenía mucho cariño, ahora me toca repararla y haber como me queda.

Este método ya lo emplee en una lámpara, que compre para la habitación de mi hijo, que se me rompió por una esquina, la reparación fue efectiva y como tiene un motivo oriental, donde se centra la mirada, no se nota demasiado a no ser que te fijes.

Lo que no se es como me va a quedar la botellita, pues la tengo de adorno, pero prefiero arreglarla a tirarla.

Para pegar el cristal usaremos un pegamento de esos que son instantáneos tipo Loctite.

Primeramente debemos de tener las superficies a pegar perfectamente libres de polvo y de grasa, este dato es muy importante, porque de otra forma el pegamento se depositaria sobre esta superficie y no llegaría a pegar.

Luego veremos de que las dos piezas coincidan, haremos este ejercício varias veces para asegurarnos de como va y de la posición exacta.

Recuerda que este pegamento es muy rápido y lo mismo no puedes rectificar luego y te quedaría mal.

Una vez unidas las piezas las sujetaremos con cinta adhesiva y lo dejamos secar un día entero. Este tipo de pegamentos adquiere su máxima dureza a las 24 horas siguientes de haberse realizado la unión.

Al día siguiente quitaremos la cinta y veremos el resultado, si ves que hay pegamento sobrante, puedes quitarlo con una lija, pero previamente protege el cristal con la misma cinta adhesiva o con algo que impida que lijes sobre el cristal y lo rayes.

También te puede interesar:  DIY adorno navideño para tu árbol

Lija muy suavemente el pegamento hasta que desaparezca y listo.

Bueno, me voy a poner a ello, deséame suerte.