Restauración de muebles: el antes y el después de un carrito

0
28

Hoy te presentaremos un carrito que ha cambiado radicalmente después de pasar por un proceso de restauración, ademas de darte algunos consejos vinculados a la restauración de los muebles. La restauración de muebles es una tarea muy grata que todos podemos realizar.

Cambia tu viejo carrito

Restauración de muebles
Fuente: Apartment therapy

Si tienes un viejo y oxidado carrito de cocina podrás convertirlo en un nuevo mueble en pocos pasos. Seguramente si no tienes alguno podrás fijarte en alguna casa de antigüedades o en algún sótano de amigos o familiares.

En primer lugar deberás usar WD40 en las ruedas para que vuelvan a funcionar de forma optima. Después deberás lijar toda su superficie con mucho cuidado. Cuando ya lo hayas hecho coloca un convertidor de oxido en su superficie. Cuando el convertor esté bien seco pinta la superficie con algún esmalte o pintura sintética.

Después podrás darle algunos toques personales con las cintas tape washi, en las casas especializadas encontrarás miles de colores y estampados que te agradarán y le darán a tu carrito ese estilo especial que siempre buscamos en los muebles de nuestro hogar.

En este caso en particular se usaron cintas doradas ya que lo que se buscaba era darle un aspecto más elegante y formal. Pero, dependiendo del uso que le vas a dar, podrás animarte a crear un carrito con estilo shabby chic, vintaje o rustico.

Consejos para que puedas restaurar tus muebles

Restauración de muebles
Fuente: Apartment therapy

Antes de comenzar con la restauración de cualquier tipo de mueble deberás someterlo a una verificación o chequeo completo para verificar si vale la pena restaurarlo o mejor no. recuerda que muchas veces son muchas las piezas que se deberán cambiar y los resultados no siempre terminarán siendo como los soñamos.

Existen algunas herramientas básicas que tendrás que usar cuando vayas a restaurar un mueble, entre ellas te aconsejamos contar con lijas de diferentes durezas y tamaños, pinceles, trapos viejos, cuchillas, destornilladores, estropajos, espátulas.

Dónde restaurar muebles

Restauración de muebles
Fuente: El artifice

Si ya evaluarte la pieza que vas a restaurar y estás en condiciones de realizar la tarea deberás encontrar un lugar, dentro de tu vivienda, donde no seas molestado. Generalmente aconsejamos evitar trabajar al aire libre, ya que el sol y el viento pueden resecar la pintura y la madera. Lo más adecuado será trabajar en una habitación en donde la temperatura sea estable y estés alejado de los cambios repentinos de temperatura y de focos de mucho frio o calor. Recuerda siempre proteger tus manos usando guantes de goma y proteger tu rostro usando una mascarilla.

Limpieza del mueble

Restauración de muebles
Fuente. Nacho

Lo primero que tienes que hacer es una limpieza del mueble, una limpieza profunda. En algunos casos sólo será necesario pasar un trapo humedecido en agua y un poco de jabón neutro. Este trapo deberá ser pasado por toda la superficie, incluidas las partes ocultas. Antes de pintarlo o barnizarlo se deberá dejar secar muy bien.

En el caso de que quieras cambiar el color del mueble o notes que su superficie no está en perfectas condiciones te aconsejamos pasar una lija. Así eliminarás la pintura o el barniz. Aplica decapante usando un pincel o brocha y después retira con una espátula, con mucho cuidado de no rayar el mueble. Al finalizar esta tarea vuelve a pasar un trapo con disolvente. Al final vuelve a lijar la superficie.

Si notas que alguna mancha no se va deberás repetir todo el proceso nuevamente. Si esta mancha se encuentra en una de las esquina podrás raspar la superficie usando algún cepillo de dientes muy duro (que ya no vayas a usar más) mojado con disolvente. Es importante que el cepillo esté bien humedecido para retirar por completo la humedad-

Verifica la presencia de carcoma

La carcoma es uno de los problemas que pueden verse en los viejos muebles que queremos reparar. Se pueden identificar fácilmente a que la superficie afectada presenta pequeños agujeros. Para quitarla deberás usar un producto anticarcoma con un pincel, coloca el producto en cada uno de los huecos y envuelve la superficie que trataste con plástico. Es necesario que el producto impregne muy bien cada agujero. Renueva el plástico 48 horas más tarde. Deja que el producto actúe al menos cuatro días.

Si tu mueble tiene algunos rasguños o hendiduras pequeñas podrás colocar un trapo mojado en leche o agua en la superficie, así el problema desaparecerá. Sujeta el trapo sobre la superficie y deja que actúe unas horas. Después de un tiempo el mueble ira recuperando su forma original.

Tapar fisuras con masilla

Otra opción es tapar las fisuras que tenga el mueble usando masilla o cera natural, así podrás disimular las imperfecciones. Rellena con una espátula y luego lija la superficie y repite la operación hasta que el problema desaparezca. Para devolverle al mueble el color original deberás pintar con óleos de la misma tonalidad de la madera.

Si el mueble tiene herrajes de bronce bastará limpiarlos con agua y jabón, así lucirán como nuevos. El resto de los metales podrán ser repasados con un cepillo de cerdas suaves humedecido con algún producto de limpieza especial para esta superficies, un buen aliado para estas tareas el el vinagre.

Dejar respuesta