Dentro de los diseños de la arquitectura moderna se le da una gran importancia a la fachadas de las casas, buscando cuidar su estética. Los revestimientos exteriores de las casas tienen una larga historia, convirtiéndose en una parte importante de la decoración.

Mediante los revestimientos se pueden crear diseños con un gran valor estético mediante el cual se puede obtener una casa perfecta. Hoy nos referiremos a algunos de los diseños y formas y te brindaremos algunos consejos vinculados a los revestimientos para que tu hogar se vea mucho mejor.

Revestimiento para las paredes exteriores

Los revestimientos creados con piedra pulida son más ligeros, brindan un acabado con aspecto que imita a la perfección el color, la forma y la textura de la piedra natural. Podremos encontrarlas en diferentes dimensiones, normalmente alcanzando el metro cuadrado.

Una de las ventajas del revestimiento de piedra pulida es que no requiere mantenimiento ni limpieza, ya que es un material muy resistente y casi no sufre de deterioro a pesar del paso del tiempo.

Otra alternativa de revestimiento exterior es a base de arcilla cocina, conocidos como pieza de cerámica. Es la mejor opción para de decorar los frentes de las casas, tienen la ventaja de contar con varios colores y modelos. Normalmente son revestimientos delgados y de relieve contexturado. Existen algunos modelos de cerámicas esmaltadas que le darán un aspecto especial. Tiene la ventaja de ser fácil de limpiar y muy resistente a la humedad, pueden resistir impactos fuertes y no libera polvo.

Por último nos referiremos a los frentes de calizo, en este caso se combina el cemento con el yeso. Es muy usado cuando se busca renovar una casa vieja ya que le da un resalte tradicional pudiendo elegir el color que se desee. Cuenta con una buena resistencia contra el medio ambiente, logrando un acabado muy prolijo y elegante.

También te puede interesar:  Decorar la pared con zócalos