Los revisteros son realmente prácticos, ya que van genial para mantener en orden las revistas, periódicos y demás. Y no solo eso, es que además, tienen un toque decorativo de lo más original. Unos más que otros, eso es cierto.

Entre las muchas opciones que hay a la hora de elegir revistero, acabo de descubrir algo de lo más interesante. Se trata de un revistero que puedes hacer tú mismo, porque la idea es muy sencilla y encima, no te saldrá muy cara (algo muy a tener en cuenta, por supuesto, teniendo en cuenta cómo está el tema de la crisis y demás).

Lo único que necesitas es una escalera, para apoyar en la pared y colocar las revistas en los peldaños. Me gusta mucho la escalera de la foto en madera, pero también puedes optar por otras posibilidades, como una escalera de color, barnizada… Depende del estilo de la decoración de tu casa, de los tonos que predominan en ella o simplemente, de tus gustos. A mí me ha parecido un muy buena idea.

¿Te animas a hacer tu propio revistero?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Las mil vidas del verde