La iluminación artificial, a pesar de los diseños con los que se adorna, no deja de ser un frío remedo de la luz por antonomasia: la llama de las velas, con todo su sentido íntimo y ricas atmósferas. Parecería que pretender el uso de un candelabro no sólo sería anacrónico, sino impracticable. Sin embargo, el diseñador Shin Azumi ha llegado con un diseño atrevido y moderno para traer el candelabro al siglo XXI: Ribbon.

probablemente-el-mejor-candelabro-del-mundo.jpg


Fueron necesarios diversos prototipos y materiales para llegar al producto final: literalmente un listón metálico a medio camino entre la tradición y la más absoluta vanguardia. Producido en metal inoxidable pulido, en lineas de impresionante ángulo y una superficie que atrapa y difunde la luz de las tres velas que puede sostener, Ribbon es una muestra de que la luz natural nunca dejará de estar de moda.

El efecto de Ribbon es impresionante: una levedad asimétrica, de apariencia casual, que oculta una de las obras más bellas que hemos visto en las nuevas tendencias del diseño. Ribbon se adquiere a través de la casa iglesa 100% Design, y lo vimos en Blogmuebles.