Está claro que en decoración, no hay nada escrito, que todo depende de gustos y que con las cosas más insospechadas, se pueden sonseguir resultados realmente increíbles. Por ejemplo, una rama caída.

Sin un poco de creatividad, pensaremos seguramente que no sirve para nada, pero fíjate en lo que se puede convertir con un poco de imaginación y una mano de pintura. Se trata de un “ropero” perfecto para colocar en una entrada (tampoco soporta mucho peso, y desde luego, es más bien decorativo que otra cosa).

Estas ideas son geniales, sobre todo porque abren la mente y nos demuestran que por muy poco, podemos conseguir mucho. Y claro, teniendo en cuenta que estamos en plena crisis, es algo que hay que valorar ;)

Y además, esto de hacer un ropero de una rama caída, ¿no te da un cierto aire romántico?

¿Te animas a probar? Ya nos contarás qué tal te va la experiencia…

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decora tu espacio de trabajo en casa