Mira que el rosa no es uno de mis colores favoritos, pero cuando algo me gusta y es rosa, ¡pues me gusta y es rosa!

Tan siquiera me parece cargante encontrar tanto rosa, en el fondo y en los cojines, incluso acompañando a ese verde tan feo y sin embargo lo alegra el rosa, jo, me estoy repitiendo con tanto rosa. ¡Pero es que es rosa!

Si te resulta excesivo, los cojines son un buen complemento para alegrar tonos más oscuros, negro, azul marino, morado, marrón chocolate.

Han conseguido una bonita combinación y un bonito color rosa.

Las telas son de Pierre Frey en Meridian.

Mury, un beso

También te puede interesar:  Originales camas infantiles de Portobello Street