Rutinas de limpieza para disfrutar más tiempo este verano

Limpiar no es algo que gusta a todo el mundo y menos hacerlo en verano con este calor. Para que este proceso sea más sencillo y podáis disfrutar de mayor tiempo libre, os queremos dejar algunos consejos de Alicia Iglesias, organizadora profesional y una de las mejores en su sector.

Lo primero que recomienda es no limpiar toda la casa a la vez y en un mismo día. Es mejor hacerse un planning semanal y señalar los días que vamos a dedicar a la limpieza. También recomienda dejarnos dos días completamente libres para dedicarlos a lo que nosotros queramos. Dicho esto, pasemos a ver sus recomendaciones.

Índice del artículo

Aspira el suelo todos los días

Esto puede parecer una incongruencia con lo dicho anteriormente de tener dos días libres sin hacer nada, pero no es así si hacemos uso de los robots de limpieza, tipo Roomba. Estos robots se encargan por ellos solo de recorrer cada centímetro de nuestro hogar para eliminar todo el polvo del suelo. Lo puedes programar para que trabaje a la hora que mejor nos convenga.

Baños, dos veces en semana

Los organizadores profesionales establecen dos días a la semana para limpiar el cuarto de baño con dos rutinas diferentes. Una primera exprés y una segunda más intensa pero que también llevará pocos minutos. Durante la primera, limpia el inodoro, la bañera, el bidé el lavabo y el espejo. Cuando se realice la intensa, dedica tiempo a los accesorios, armarios o estanterías.

También te puede interesar:  Botellas-bombilla: ¡luz sin electricidad!

Dividir la limpieza de la cocina

Según aconseja Alicia, la limpieza de la cocina se recomienda hacerla en dos días diferentes a lo largo del mes. Una semana asegúrate de haber limpiado el horno, mientras que otra te encargas del frigorífico, la tercera la campana y la última el lavavajillas. No te olvides de utilizar vinagre para dejar todo desinfectado.

Organiza y programa lavadoras

Establece un orden a la hora de poner lavadoras, comenta la experta en orden y limpieza. Decide un día para la colada de la ropa blanca, las sábanas y las toallas; y un segundo día para la ropa de color. Si es necesario, planifica una lavadora extra más el fin de semana. Programa la lavadora para que finalice justo a la hora a la que regresas a casa con el objetivo de que no se quede mucho tiempo húmeda en su interior. Tiende la ropa nada más terminar.

Cada día, limpia una habitación

Cada día de la semana, dedícate a limpiar una habitación diferente eliminando el polvo y el resto de suciedades que pueda haber.

Cada noche, todo colocado

Antes de acostarte, deja las zonas comunes de la casa colocadas: dobla las mantas, coloca los cojines, recoge los trastos que tengas por el salón… Deja el desayuno ya preparado para terminarlo al levantarte, y planifica la ropa que vas a llevar al día siguiente; incluso, puedes realizar esta tarea solo la noche del domingo eligiendo los cinco looks que llevarás a lo largo de la semana y dejándolos colocados en perchas para tener planificada toda la semana laboral.

Ventila cada día

Se recomienda abrir las ventanas de nuestro hogar todos los días al levantarnos, durante 10 minutos como mucho. Se estima que este es el tiempo necesario para renovar el aire y que todo siga limpio de polvo.

También te puede interesar:  La poesía de la luz