Salón: ¡7 reglas para decorarlo sin errores!

La decoración se basa en el talento natural o aprendido, además del instinto y la creatividad, ya sea para modificar o reformar el salón, la cocina, el baño, la terraza o cualquier lugar de la casa.

Tengamos en cuenta que aunque tengas talento y lo puedas mejorar con los años, existen ciertas reglas y parámetros universales imprescindibles para todos. Los espacios necesitan equilibrio y armonía cuando llevamos las ideas de decoración a la práctica.

El salón es un lugar importante de la casa donde recibimos visitas, amigos y donde muchas veces nos encontramos cómodos para relajarnos y pasar un momento distendido. Ya sea para descansar, distraernos, mirar una película, leer un libro.

Seguir algunas reglas nos va a ayudar a decorarlo y que resulte muy cómodo y funcional.

Reglas para decorar el salón que debes conocer

La distribución de los muebles y el tamaño

salón decoración y distribución
al elegir los muebles para el salón ver bien el tamaño

Elegir los muebles del tamaño adecuado adaptado a las dimensiones del salón es una regla de oro a tener en cuenta. Las piezas grandes en lugar pequeño harán que se vea muy saturado. Si el espacio es amplio sentirás el salón frío y muy aislado.

Además, debes dejar que los muebles respiren y tengan espacio es importante dejar entre 80 y 100 centímetros de distancia entre cada mueble. Es una manera de que cada uno luzca de forma independiente y su belleza resaltará.

También te puede interesar:  Un botellero sencillo y funcional

A veces escogiendo muebles pequeños no conseguirás más espacio. Sí con pocos muebles, pero de tamaño más grande, se consigue un efecto visual de amplitud mayor.

La elección del sofá

Para elegirlo lo ideal es que quepáis todos a la vez en el sofá. Quizá debas quitar la mesa auxiliar, o la de centro para poner un sofá más grande, o añadir una butaca.

Además, tienes que ver el estilo del salón, si es clásico opta por un modelo de líneas redondeadas. Si es un estilo moderno, busca un sofá de líneas rectas y respaldos bajos.

En cuanto al color cuanto más neutro sea, mejor combinará con la decoración y menos te cansarás de él.
Si eliges estampado es mejor que sea discreto, las rayas verticales estilizan y los cuadros pequeños agrandan el sofá. Los motivos grandes déjalos para una butaca o para los cojines.

Mesa de centro

La mesa de centro es un elemento imprescindible en el salón. Es útil y práctica, ofrece comodidad funcionalidad y cierto espacio de almacenaje.

Al hacer la elección debes empezar por una que te guste y que combine bien con el espacio. Recuerda que más allá de la estética hay que tener en cuenta medidas.

La distancia a colocar la mesa de centro del sofá si el espacio lo permite es un mínimo de 45 cm para que podamos pasar cómodamente y no quede tan lejos que no resulte incómoda de utilizar.

Asientos auxiliares

El sofá es la pieza central, pero necesitas asientos auxiliares en el salón. El complemento ideal son los asientos extra: butacas, bancos, taburetes, pufs. Todo depende del espacio, puedes escoger uno u otro.

También te puede interesar:  Claves para baños pequeños

Iluminación

El salón perfecto debe cuidar la iluminación y no sólo la colocación adecuada de cada punto, sino la elección de las lámparas, acorde al estilo y lugar donde lucen.

Una buena lámpara de techo o lámparas de pie al lado del sofá sillones son necesarias. Lo ideal es elegir la lámpara de pie adecuada que cuando te sientes en el sofá la luz no te dé directamente a los ojos.

Puedes combinar focos que pasen inadvertidos, o luminarias de diseños que están en el suelo o colgando del techo con una combinación en varias alturas. Hay gran variedad de opciones y puedes elegir la que mejor combine según el estilo.

Aprovechar la luz natural

Una regla muy importante que aplica para que tu salón sea perfecto. La luz natural es un lujo, si tienes la posibilidad aprovéchala, brinda calidez por sí sola.

No abuses de cortinas con telas pesadas y gruesas en las ventanas, y también se la luz natural conectores o visillos ligeros con caídas a los lados que vistan el ventanal.
Si tienes buenas vistas, piensa en la posibilidad de prescindir de las cortinas.

Elección de accesorios y alfombras

Si la alfombra es demasiado pequeña y las patas del mueble quedan fuera, parecerá que ha encogido. Sí abarca todo el suelo, se corre el riesgo que parezca que hemos quedado y que lo hemos hecho mal.

Utilizar una alfombra de color neutro y el tamaño justo es la apuesta perfecta.
En cuanto los cuadros, si un cuadro grande va en una pared grande y un cuadro pequeño en una pequeña, no puedes colocar un óleo de gran formato en un piso ínfimo.

También te puede interesar:  Lo que no debe de ser una habitación para un adolescente

Colocarlos a la altura de la mirada de los visitantes es lo ideal. Tener en cuenta la imagen, la proporción de tamaño y altura adecuada al colocarlo en el salón. Siguiendo estas reglas como base, solamente falta planificar y elegir. ¡Manos a la obra!