Salón comedor integrado

0
61

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la actual tendencia a minimizar los tabiques para conseguir un aprovechamiento máximo del espacio, las habitaciones que comparten varios usos son de lo más habituales en las viviendas de vanguardia y separar los ambientes dentro de un mismo espacio, se ha convertido en una de las misiones fundamentales de los diseñadores de interiores y los decoradores.

Uno de los casos más frecuentes de habitación de doble uso es el salón comedor, en ese lugar de la casa se desarrollan la mayor parte de las actividades, comidas, reuniones, ocio e incluso trabajo y cada una de esas actividades debe disponer de su zona concreta para realizarse.

Hay diferentes maneras de lograr esa separación de espacios, una forma ideal de conseguirlo, si la altura de la vivienda lo permite, es mediante una diferencia de nivel, dos escalones que nos permitan bajar o subir unos cuarenta centímetros, constituyen un separador ideal para estructurar y organizar la estancia. Si la forma de la habitación tiene un cambio evidente, en forma de ele o angular como en la de la foto, podemos aprovechar esa diferenciación formal para separar claramente los dos ambientes del salón comedor.

Estos métodos de separación deben ir acompañados por una elección adecuada del mobiliario de cada una de las zonas, sus alfombras correspondientes y las técnicas de decoración de la pared de cada ambiente, que son elementos que pueden ayudar fácilmente a incrementar el efecto diferencial, dando a cada espacio una personalidad distinta.

Con todo, debemos tener en cuenta que por otro lado estamos compartiendo un espacio común y por tanto aunque marcando diferencias, debemos tratar también de mantener un equilibrio entre los dos ambientes, para que el conjunto resulte integrado y sobre todo acogedor.

Dejar respuesta