Salón renovado con cierto toque vintage

Hoy comparto con vosotros el antes y después de este salón renovado completamente…. o ¿no? Si nos fijamos bien, se ve que los muebles han sido aprovechados para crear otro tipo de ambiente completamente distinto. Siempre os propongo idear decoraciones en las que no haya que gastar demasiado dinero. Algo económico, pero que cambia muchísimo los espacios es el color ya sea en pintura, tela o papel.

En este caso vemos un salón renovado que ha ganado, de forma prioritaria,  en luminosidad. Jugando con algunos revestimientos en blanco y colores claros para los techos, la luminosidad es casi palpable. ¿No quieres deshacerte de tus muebles? ¡Dá un nuevo look a los mismos! En este caso el sillón y el sofá de cuero han sido limpiados y cuidados, también nutridos con crema para que se vean casi como nuevos (hay que cuidarlos para que duren más tiempo así de bonitos)

El suelo se ha aprovechado, solamente lo han abrillantado. Esto lo podemos hacer nosotros con un acero especial, pero recomiendo que contratéis a un profesional (a mi me cobraron 60 euros por abrillantar mi salón) Hay buenos profesionales que no son demasiado caros y te dejarán el suelo perfecto ¡informate!

salon renovadoIgualmente la mesa que vemos ha sido cuidada, tratada para aplicar un bonito barniz de un color más oscuro… para intentar obtener la tonalidad del sofá. Por otro lado el techo se respeta en blanco y además parte de la pared, junto con la moldura, se han pintado también en color blanco. El revestimiento de la pared (también en blanco) llega hasta dejar una zona donde se ve un color de pared un poco más oscuro, así contrastamos.

También te puede interesar:  Un toque de rojo para decorar

Colocando algunos estores, también en blanco, obtendremos más luminosidad en la habitación. Luego puedes tener alguna cortina para preservar tu intimidad. Para añadir color al ambiente, se ha utilizado el color azul y amarillo, el primero en diferentes tonalidades. Observamos estos colores en el marco del espejo, en la lámpara de pie, en algunos cojines e incluso en parte de los libros de la mesa de café.

Por último dos cosas en color aceituna, para que peguen con la pared, una gran alfombra dispuestas bajo la mesa de madera y un jarrón de cristal con bonitas flores. Este marco perfecto, con ciertos toques vintage, se ha conseguido rápidamente con un poco de ganas. Como ves es fácil dar un aire nuevo a una estancia aburrida ¿Qué te parece?

foto: vintagerevivals