san valentin

San Valentín está a la vuelta de la esquina y como sucede con este tipo de eventos, hay muchas maneras de celebrarlo. La verdad es que, aunque para muchos es una fecha un tanto empalagosa, puede ser un momento estupendo para ponerle a la decoración de tu casa un toque de lo más dulce y sentimental.

¿Qué te parece la idea? La verdad es que puede funcionar muy bien a la hora de llenar tu casa de un toque de romanticismo, y es que San Valentín es una fecha para quererse… ¡y para decorar! Y es que ya sabes lo mucho que nos gusta eso de ponerle un toque diferente a la casa según la fecha.

Eso sí, aunque quieras decorar la casa para San Valentín, no hace falta que lo llenes todo de florecitas y demás, ni mucho menos. Hay maneras estupendas de decorar para San Valentín con un toque de color que no sea para nada cursi.

Es el caso de esta original propuesta en la que, como ves, hay corazones y mucho amor, pero no hace falta que sean de color rosita. En esta idea, se ha apostado por láminas llenas de color y una guirnalda de corazones en ganchillo, que me encanta por una cosa: está hecha con colores alegres y muy animados.

¿Qué te parece esta idea? Seguro que así, San Valentín te parece menos cursi que en otras ocasiones, ¿verdad? Además, es una manera genial de ponerle un toque de estilo a tu casa. Y cuando pase San Valentín, puedes quitarlo o dejarlo, porque al no ser algo cursi y demasiado recargado, queda genial como un adorno más.

También te puede interesar:  Decoración de un dormitorio juvenil rojo y blanco

¿Te ha gustado la idea? ¿Te animarás a ponerle un toque de amor a tu casa este San Valentín?

Foto de Apartment Therapy