¿Te gustan las flores secas pero no sabes dónde comprarlas o cómo hacerlas? Hoy te traemos un truco muy sencillo para que decores tu casa: secado en el microondas.

Sí, como has leído. Si tienes maña y sigues paso a paso estas instrucciones, podrás conseguir unas bonitas rosas secas como las de la foto. Antes de nada, te recomiendo que pruebes con una flor que esté más fea o que tengas varias para este experimento. Si te pasas con los tiempos tal vez se estropeen. Y ahora, vamos al lío:

Lo primero que tiene que hacer es cortar el tallo para que la flor quepa en el microondas y gire en el plato sin problemas. Si se atasca puede quemarse por una parte y no quedar bien. Una vez que has comprobado esto, tienes que poner papel absorbente – las servilletas de cocina valen – y colocar la flor encima. También deberás poner pequeños cachitos de papel entre los pétalos. Cuando ya esté todo listo, ponlas en el microondas durante unos segundos.

No hay un tiempo exacto, tendrás que calcularlo tú. Cuando pasen unos segundos, para el microondas y dale la vuelta a la rosa, porque si no se quedará plana por una parte. Tendrás que hacerlo varias veces. También hay que cambiar un par de veces los papeles de dentro de los pétalos y poner otros nuevos.

Una vez que consideres que está totalmente seca, puedes rociarla con laca del pelo para que se mantenga durante más tiempo. En los primeros días puede que huela un poco raro porque lo que hemos hecho ha sido dejarla sin agua y el olor no habrá desaparecido del todo. Un par de días al aire y desaparecerá.

También te puede interesar:  Originales ideas para colgar sombreros

Si eres menor de edad, pide ayuda a un adulto: podrías quemarte al manipular la flor: ¡quema un poco!