¿Qué te parece esta silla? Si la ves a simple vista, sin fijarte demasiado en los detalles, puede parecer que se trata de una extraña silla que se sujeta en el aire con tan solo dos patas. Algo un tanto extraño, ¿verdad? Está claro que en el mundo del diseño de los muebles hay una gran cantidad de opciones de lo más originales, pero lo de diseñar sillas que se sujetan en dos patas, desafiando a las leyes de la gravedad ya es demasiado.

Claro, que la cosa cambia cuando te fijas mejor en la silla. Aquí va otra foto, a ver si descubres cuál es el truco.

Por si todavía no te has dado cuenta de dónde está el secreto, resulta que la supuesta sombra de la silla no es una sombra, sino un soporte que hace que la silla se sujete a la perfección en el suelo, y que sea posible sentarse sin ningún problema. ¿No te parece una idea de lo más original?

Además, una de las cosas que más me gusta de esta silla es que tienes modelos en colores diferentes, como el blanco o el marrón. Aquí tienes dos ejemplos estupendos.

 

Como no podía ser de otra manera, el nombre de la silla es Shadow Chair, o lo que es lo mismo, la silla sombra, un nombre que le va como anillo al dedo. El precio está en torno a las 600 libras, un poco más con el cambio a euros.

La verdad es que la idea es perfecta para poner un toque de estilo y originalidad a cualquier estancia. Esta silla es perfecta para tu casa, pero tampoco quedaría nada mal en un local comercial. Lo ideal para que se luzca más es colocar la silla en un espacio en el que no haya nada más, para darle todo el protagonismo que necesita.

También te puede interesar:  Una familia de sillas con estilo

Vía| 1 design per day