Ahí van siete consejos simples para mantener la decoración de tu casa al día:

1. Empecemos con las ventanas de una pequeña habitación.Ellas permiten que la luz natural entre al dormitorio, así que no las bloquees. Usa lo mínimo de accesorios, para que las ventanas se vean más grandes. Cortinas o persianas pesadas no van a dejar pasar la luz. Prueba con telas ligeras y claras o con persianas delgadas.

2. El piso. Despeja el piso de objetos innecesarios, como un puff, un jarrón o una mesita que nadie use y que solo ocupe espacio. Si hay objetos apoyados en el piso, como espejos o macetas, trata de ponerlos en estantes altos.

3. El color es muy importante en la decoración de interiores. Aunque el uso de dos o tres puede crear dimensiones en una habitación, este tip no va para pequeños cuartos. Si es el caso de tu casa, usa entonces un solo color en todas las paredes.

4. Detalle importante: telas. Cuando se trata de pequeños espacios, evita las telas muy llamativas con grandes impresiones. Toda casa tiene rincones con mucho espíritu. Ahí aprovecha las telas para crear profundidad y darle mayor impacto visual.

5. Los espacios pequeños se enfrentan al problema de la poca luz natural. Que la luz artificial no sea tu primera opción. Coloca espejos que reboten la luz de las ventanas y elige para las paredes pinturas con un acabado de esmalte. Mantén tus muebles bien limpios para que las superficies reflejen la luz.

6. Las plantas son accesorios naturalmente bellos. Para una casa con espacios pequeños, prueba con pequeñas plantas repartidas por todas las habitaciones. Eso sí, cámbialas constantemente.

También te puede interesar:  Cinco consejos para darle un aire nuevo a tu dormitorio

7. El suelo de la casa es muy importante. Elige colores claros y telas ligeras si quieres que las habitaciones se vean más grandes.