Un día como hoy hace 126 años nacía el célebre arquitecto alemán Mies van der Rohe y así nos lo ha recordado Google durante este día. Este arquitecto fue uno de los más importantes en la primera mitad de siglo XX, y junto a Le Corbusier y Frank Lloyd Wright  marcaron el camino de la arquitectura de vanguardia que triunfaría durante el siglo pasado.

Pero Ludwig no fue solo un diseñador de edificios y grandes construcciones. Como otros colegas de su generación también se embarcó en el diseño de interiores y de mobiliario. La silla que tenéis en la fotografía es la denominada ‘Barcelona’ ya que el alemán la creó para el pabellón alemán de la Exposición Universal de la ciudad catalana que se celebró en 1929. Cuentan que el diseño de esta silla era tan vanguardista y funcional que sirvió para apoyar las posaderas del mismísimo Alfonso XIII, Rey de España por aquellas fechas.

Esta silla contaba con una estructura de acero cromada inoxidable mientras que las superficies del asiento y del respaldo venían en cuero de piel de cerdo. Una obra maestra del mobiliario de vanguardia que anunciaba lo que estaba por venir. Una vuelta a la funcionalidad en los muebles, tanto para el hogar como para las oficinas, en las que se buscaba la máxima utilidad y el bajo coste de materiales.

Atrás quedaba el gusto por el exceso y la decoración inútil, y se daba la bienvenida al pragmatismo decorativo. El mobiliario de Mies van der Rohe tuvo tanto impacto, que una de las sillas diseñadas por el alemán aun se cobija en el MoMA de Nueva York, uno de los museos de arte contemporáneo más importantes del mundo.

También te puede interesar:  ¡A mis brazos!

La empresa Knoll compró más tarde el diseño y esta silla ‘Barcelona’ aun se sigue fabricando. Su precio por encima de los 10.000 dólares está, eso sí, al alcance de muy pocos bolsillos.