Seguro que aquellos que sois aficionados al cine os habéis sentido atraídos por alguna de las estancias o muebles que aparecen en vuestras series o películas favoritas. Uno de los directores de la actualidad que más cuida el diseño de interiores es David Lynch. El director de Montana, Estados Unidos, es un artista en el más amplio sentido de la palabra. Siempre ha manifestado su interés por la pintura y por otras manifestaciones artísticas. Su última apuesta es el diseño de muebles y objetos. En la foto tenéis una silla diseñada por el director norteamericano.

Desde que vi la casa en la que se ambientaba “Lost Highway” (1997) comencé a interesarme por todo el proceso de diseño de interiores de Lynch en sus películas. Su carácter concienzudo y meticuloso le lleva a ser él mismo el que realiza buena parte del trabajo de dirección artística. Desde pintar  los suelos de las estancias, hasta construir variados y peculiares objetos. De hecho, esa casa de Carretera Perdida era de su propiedad y su peculiar ambientación fue una de las claves del éxito de aquel film.

Un poco apartado de la actividad cinematográfica en los últimos años, Lynch se ha embarcado en otros proyectos como el de diseñar un local de copas en París. Su nombre “Silencio” está inspirado en otra de sus películas: “Mullholland Drive”. Lynch se ha encargado de dirigir las labores de diseño de este espacio, incluyendo iluminación o mobiliario. Esta silla pertenece a la serie de asientos que los clientes del local podrán disfrutar.

También te puede interesar:  Electrodomésticos para una vida verde

Un complejo estudio previo de ergonomía y la utilización de materiales especiales han dado como resultado esta silla con un aspecto verdaderamente lujoso. Llama la atención el apoyo de varillas de metal con un aire expresionista. ¿Son cómodas? Para comprobarlo habrá que pasarse por el 142 de la Rue de Montmartre.