¿Qué te parecen estas sillas? La verdad es que tienen un aire de lo más original, y son perfectas para decorar cualquier estancia. Por ejemplo, una habitación infantil. O una cocina. O tu oficina. Y es que de vez en cuando, viene genial eso de despertar el niño que todos llevamos dentro.

Lo cierto es que esta idea me ha parecido de lo más curiosa y original y además, es muy sencilla de hacer. Lo único que necesitas es un taburete. Píntalo en color blanco, y pega en la parte superior, la del asiento, unas pegatinas circulares.

Pinta de color rojo el asiento y después, quita con cuidado las pegatinas, ¡ya tienes tu asiento seta!

Fácil, ¿no?

Vía| Re nest

También te puede interesar:  Una original idea para convertir un palé en tumbona