Se trata de unas originales sillas de Little Pond, y la verdad es que me han parecido de lo más llamativas, ¡me encantan!

Sin duda, estas sillas son un diseño muy original, que combina, por una parte, el estilo clásico de la silla, con la originalidad del color de las patas y los reposabrazos, y de su tapizado. El color azul es original, llamativo, pero sin lugar a dudas, la otra silla es realmente impresionante.

Lo que está claro es que la mezcla de estilos, el más clásico con el más rompedor y vanguardista, puede ser un acierto totalmente absoluto. Y además, este tipo de muebles encaja a la perfección tanto en un ambiente más clásico como en uno más vanguardista.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Rosas para la primavera