Una de las partes más destacadas de todos los salones es la zona de la mesa de comer, con sus respectivas sillas. Se trata de uno de los puntos que suelen destacar más y que se llevan gran parte de la atención, por lo que merece la pena tener en cuenta el estilo de este rincón.

Hay muchas alternativas diferentes para decorar esta zona, desde las más clásicas y tradicionales hasta las ideas más modernas y novedosas. Para ponerle un toque original a esta parte del salón tampoco es necesario hacer grandes inversiones, ni mucho menos. Habitualmente, suele ser suficiente con poner algún detalle con estilo para darle un toque de personalidad.

Por ejemplo, esta idea puede ser todo un acierto: se trata de elegir la sillas que rodean la mesa en dos colores diferentes. Por ejemplo, en la foto se combinan las sillas en negro, a juego con la mesa, con oras en un original adamascado en blanco y negro con tonos de gris.

No hay duda de que la idea es muy original y puede funcionar muy bien, sobre todo teniendo cuidado en la elección de los colores, que encajen bien, y distribuyendo bien las sillas. Por ejemplo, las dos de la cabecera en color y las demás en el tono liso es una muy buena opción.

Claro, que si te gustan las ideas más atrevidas, también puedes lanzarte y combinar diferentes sillas, todas ellas en originales colores llamativos. ¿Qué te parece la propuesta?

También te puede interesar:  Elegir colores para paredes

La verdad es que se trata de una idea estupenda.

Foto de Apartment Therapy