e gusta, me gusta , me gusta. Estas cosa no las había cuando mis hijos eran pequeños si no las habrían tenido. es una idea estupendísima.

No solo es un juego, es una cabaña, es un sillón, es una casa, es una cama extra, es una mesa, es un coche, es una tienda, es una pista de deporte, es divino. Una estupenda forma de que los pequeños desarrollen la imaginación.

Y cuando se hagan mayores, si todavía están vivos, son unos estupendos puf, y un sillón divertido para los colegas.

Es una idea de entrechiquitines BM 2000.

Mury, un beso.

También te puede interesar:  Un sofá para cada ocasión