E quando arrivo a casa… Cuando llegamos a casa de lo único que tenemos ganas es de tumbarnos en el sofá o sentarnos en un sillón mullido y cómodo para descansar del día de trabajo – o de la búsqueda de un empleo, que también cansa muchísimo-. Hoy te traemos un diseño novedoso y super cómodo que te hará sentir en el paraíso después de uno de esos días para olvidar.

Se trata del modelo Voyager de la casa Stressless. Y es que después de cuarenta años dedicándose a esto del mundo de los muebles y el confort, este modelo cumple a la perfección sus premisas. Es un sillón reclinable y muy, muy cómodo con un diseño vanguardista y original.

Lo que más destaca es la forma aerodinámica de su respaldo. En cierto modo, y siendo un poco friki, ¿no te recuerda al sillón del capitán Picard en la USS Enterprise? Esta forma, unida a la suavidad del acolchado, produce una sensación de bienestar y relax única. Parece que el sillón te abraza de una manera muy reconfortante. Además, todo el cuerpo está apoyado en el sillón, con lo que el descanso es total.

Como todos los modelos de esta marca, Voyager tiene un sin fin de posibilidades, ya que puedes escoger el color, el tipo de tapizado con cuero o tela e incluso el tamaño. Todo lo que quieras para crear un sillón único a medida. Añadiendo algunos complementos de Stressless, como un reposapies a juego, tendrás todo un mundo de confort en tu casa y además, con un diseño único.

También te puede interesar:  La Silla Lápiz: un asiento fuera de lo común