ducha sin plato

Con una ducha sin plato ya no dependemos del espacio para colocar nuestra ducha, la podemos poner donde queramos incluso en todo el medio. Esta es solo una de las ventajas que le encuentro a este tipo de duchas, una gran idea de decoración e interiorismo.

¿Las otras?

1- No nos limita visulamente

2– Son fáciles de limpiar.

3-Nuestros mayores o personas de baja movilidad no encontraran barreras con estos modelos.

4– No nos quita espacio, pudiendose instalar en minibaños.

Imaginaros, llegamos al cuarto de baño a ducharnos y caminamos derechos hacia la ducha y como mucho, corremos una cortina o abrimos una acristalada puerta y ya está.

Qué maravilla. Y tu ¿cómo lo ves?

Para opendeco.es, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  Donde y como colocar el ordenador