Una lámpara que se mueve

Me encantan las lámparas. Por un lado, porque con la iluminación se puede dar un toque muy diferente a cualquier espacio y ambiente. Muchas veces le damos vueltas y más vueltas a ideas originales para decorar cuando en realidad, cosas como una iluminación original puede ser más que suficiente para cambiar el estilo de una estancia.

Otra de las cosas por las que me encantan las lámparas es porque las hay de diseños tan originales que más que lámparas, casi se podría decir que son pequeñas obras de arte (o grandes, que las hay de todos los tamaños).

Es el caso de la lámpara de la que vamos a hablar hoy. Se trata de una original lámpara de mesa, que es de lo más versátil. Y es que al estar articulada, la puedes poner en muchas posiciones diferentes. Lo mejor de todo es que gracias a su diseño, parece que tiene un par de piernecitas y que la tulipa es la cabeza. ¡Es de lo más divertida!

Como puedes ver en las imágenes siguientes, hay muchas posturas para colocar la lámpara, a cual más divertida…

 

Lo mejor de todo es que con tanto cambio de postura no solo le das un estilo nuevo a la lámpara, es que además, puedes modificarla para utilizarla según tus necesidades. Por ejemplo, puedes colocar las “patas” como sujetalibros, si lo necesitas:

La lámpara es de lo más versátil y, por eso, puedes colocarla en muchos lugares de casa. El salón, una de las habitaciones o encima de la mesa de la oficina son algunos de los espacios más indicados para colocar esta original lámpara, que por cierto, se llama Sitting Lamp y es un diseño de Graeme Bettles.

Sin duda, uno de esos detalles originales y con mucho estilo que puede quedar genial en cualquier rincón de tu casa.

También te puede interesar:  Escaleras para no subirte ni pasar por debajo

Vía| 1 design per day