Una manera diferente de decorar una habitación en mediante un sofá tipo chaise longue. Son muy bonitos y podrás tapizarlos en base al resto de la decoración de la estancia. Pero tenemos que tener presente que no siempre se puede llegar a adaptar al estilo decorativo general, por eso te aconsejamos leer el siguiente artículo para enterarte de todos sus secretos.

Estos sofás son habituales para el salón comedor ya que tienen una estética elegante, al colocarlo obtendremos una sensación de confort y comodidad. En las diferentes tiendas de muebles podrás encontrar una gran variedad de sofás de este modelo. Dentro de su estructura se puede jugar con los colores combinando tonos claros con otros más alegres. Aunque hay una fórmula que, según los expertos en decoración, nunca falla: el chaise longue de color bien clarito.

Sofá tipo chaise longue
Fuente: Rob

Uno de los inconvenientes es que en la mayoría de los salones y ambientes de la actualidad no pueden albergarlos por ser grandes, muy grandes. Un sillón chaise longue convencional tiene un largo que va de los 2,60 a 3 metros, lo que sería aun un poco mayor que un sofá de tres plazas. El largo de lado ronda los 1,50 a 1,80 metros. Si bien algunos sillones chaise longue son confeccionado en medidas menores no tienen el mismo rendimiento, ni tendrá sentido comprarlos ya que le estaremos quitando espacio para sentarnos o le estaremos quitando el lugar necesario para tumbarnos. Un chaise longue inferior a las medidas mencionadas no tendrá la misma capacidad de confort.

También te puede interesar:  Taburetes originales y divertidos

Y por último nos referiremos a la comodidad de este tipo de mueble. El tema es polémico y podemos encontrar diferentes opiniones. Algunos consideran que el espacio útil es poco, a pesar de sus grande dimensiones. El lado de tumbarnos no es nada cómodo para sentarnos, primero porque tiene un fondo muy superior al de un asiento normal y ademas porque el respaldo no está pensado para sentarse y puede ser más bajito.