Hay una amplia gama de tejidos y colores que se ajustan a tus necesidades

Si estás pensando en renovar tu sofá o sillón, debes saber que hay una amplia gama en tejidos, colores, estampados y tamaños en el mercado, y que por este motivo, resulta una tarea cada vez más complicada elegir el que más se ajuste a tus necesidades. Los diseñadores buscan nuevos usos y significados para este tipo de mueble, pero no debemos olvidar ciertos requisitos indispensables:

1. Debe ser confortable. Si queremos conseguir un buen descanso, el asiento debe ser duro y nos debe permitir tener la espalda recta.

2. Distribución de la habitación: para un cuarto pequeño, los sofás en L y apoyados en la pared ahorran espacio. Si es grande, acertarás con uno en U.

3. La estructura: las carcasas metálicas son más caras, pero mucho más resistentes que las de madera.

4. Dureza: evita comprar sofás muy blandos.

5. Tela: debe ser resistente y fácil de lavar. La piel, el algodón y las fibras sintéticas son las más fáciles de utilizar.

6. Tapicería: las rayas verticales estilizan y los cuadros pequeños agrandan. Los estampados de flores o muy llamativos sólo son recomendables para espacios grandes y muy luminosos.

Si tienes en cuenta esta serie de factores a la hora de escoger tu sofá o sillón, acertaras de seguro de incorporar este mueble para tu sala o habitación, durante muchos años.

Piensa que aparte de que sea un mueble de acorde a la decoración de tu habitación, debe ser duradero y confortable, ya que se va a utilizar mucho, y será de gran ayuda a la hora de volver de un día duro de trabajo, y poder relajarte en tu sofá o sillón.

También te puede interesar:  Tendencias en colores para 2012