kitinboxcatperch2.jpgQuien posea un gato sabe lo celosos que son, y que no perdonan perder la atención de quien los rodea. No se cortan al momento de tumbarse sobre el teclado o atacar el ratón para reclamar la dedicación de sus dueños. He aquí una solución decorativa para mascotas.

The refined feline llega con una solución para quien no quiere cortar el trabajo ni maltratar el ego de su mascota: la Kit-in-Box. Un aditamento especial para quien valora el cariño de sus gatos.

Se trata de un pequeño cesto de madera que se puede colocar sobre el escritorio o ser enganchado al extremo y quedar suspendido (soporta hasta diez kilos). Tiene la medida ideal para permiter al felino instalarse cómodamente sin estorbar las tareas que realizamos en el ordenador o sobre el escritorio. Su forma de nido y su cálido cojín lo hacen irresistible para cualquier gato. También se puede destinar a perros pequeños.

Viene en tres colores diferentes para dar juego con el escritorio que poseamos. Está elaborado en sólido pino. Posee una bisagra con un ancho máximo de cinco centímetros que permite diversas posiciones. Su cojín es lavable. Cuesta 50 dólares. Precauciones: no debe ser usado en superficies de cristal ni en escritorios de bordes redondeados. La bisagra no daña ni raya la madera.

También te puede interesar:  El estilo sueco en la decoración del hogar