Con todos los preparativos de la fiesta, es normal que nos olvidemos del elemento más importante ¿Los regalos? No, ¡las velas!

Aunque sepas que en casa hay un paquete con velas de colores y números, que siempre te pueden sacar del descuido, nunca lo encuentras cuando lo necesitas, es por eso que debemos anotarlas en la lista de la compra con el resto de preparativos.

He encontrado una divertida manera de customizar las bases, en el blog The Sweetest Occasion, nos propone reciclar algunos juguetes para convertirlos en bonitos aguantavelas. Ya veréis que fáciles son de hacer.

 

Seguro que en alguna de sus cajas, hay una familia de figuritas con forma de animales salvajes o domésticos, que han dejado de ser sus favoritos a la hora de jugar. Los vamos a necesitar, ya que ellos serán la base del aguantavelas. Primero elegiremos entre todos ellos los que más nos gusten y que tengan cuerpo suficiente para soportar la vela. Hay algunos que son de plástico blanco o no sirven.

 

 

Después los sujetaremos con unas pinzas y le pasaremos el taladro para que haga el orificio. No tiene que ser muy grueso, ni tampoco muy profundo. Es mejor ir probando con nuestro portavelas el diámetro correcto del orificio final.

 

 

 

A continuación les pasaremos una mano de pintura en spray dorado, así llegará a todos los rincones de la figura. El muñeco deberá llevar puesto el portavelas, así todo tendrá el mismo tono de dorado.

 

 

El resultado lo podéis comprobar en las imágenes, original y sorprendente. Ya no tendrás que soplar las velas junto a un payaso de cara triste que sujeta las velas, ahora tienes tus propios dinosaurios para felicitarte por tu cumpleaños.

También te puede interesar:  Nuevos papeles pintados para pared

 

 

Como las figuras no son grandes, se pueden colocar varias sobre el pastel ¿Qué os parece una fila de patitos de menor a mayor?