¡No me lo puedo creer! es el retrete más divertido que he visto nunca. Alegre, de colorines  como de juguete, no como los juguetes que vienen rellenos de chucherías, sabes como te quiero decir, que son tan llamativos que te los comprarías todos para hacer colección o para tus niños.

Lastima que no sea real y tan solo sea un recipiente con polvos para que los niños metan su chupachus, que da la sensación de ser la escobilla.

Bueno no hay que desesperar, siempre podemos encontrar algo original, como un retrete macquintos, con estética y color de los ya antiguos mac que tanto juego han dado en decoración y que no se por qué los cambiaron.

Claro que si lo que necesitamos es un retrete par nuestra mascota, este desde luego no es el que nos va a venir bien.

Y para aquellos que echan de menos las vacaciones en el caribe o añoran su tierra junto al mar pues, con este elemento al menos lo tendrán un poquito más cerca.

Tu eres de los que estás deseando que llegue el futuro para poder tener un robot par darle órdenes, pues con este gracioso elemento  puedes irte acostumbrando.

Que variedad ¡es que hay para todos gustos!

Que usted lo elija bien, Mury, un beso

También te puede interesar:  Original diseño minimalista para el baño