Aunque el mármol y el parquet son algunas de las opciones más conocidas para el suelo, hay muchos otros productos que pueden servirnos para nuestra casa. El otro día te hablamos de losas de vinilo y hoy cambiamos completamente el tercio. ¿Has pensado alguna vez en poner suelos de corcho? Te contamos algunas de las ventajas que tienen. Al final del post estarás deseando hacer reformas.

Para empezar, si eres alérgico te vendrá fenomenal, porque repele las plagas y el moho, por lo que es fantástico para una zona en la que hay que tener mucha higiene. Además no acumula electricidad estática, así que es ideal para oficinas o habitaciones en las que haya muchos aparatos eléctricos.

Además de ser un material muy ecológico, también es muy resistente. Soporta muy bien los cambios de temperatura y además, recupera su forma rápidamente, con lo que se adapta tras golpes, aires acondicionados y calefacción. Si eres músico, también te vendrá muy bien, porque aisla el ruido, las vibraciones y la humedad. Así los vecinos no se quejarán si tocas algún instrumento y ensayas a diario.

Y por último, pero no menos importante, el diseño. Porque si pensabas que sólo podrías poner suelo marrón y poroso, te equivocas. Hay tonalidades naturales que van desde el color crema hasta el cerezo y otros colores modernos el azul, el naranja o los morados. Así que no tendrás que preocuparte de que combine con el resto de la casa porque seguro que encuentras un color que te venga bien.

También te puede interesar:  Infinity, baños con aromaterapia

¿Te hemos convencido?