Las fibras naturales están de actualidad en todos los ámbitos de la decoración, tanto en fabricación de muebles y objetos decorativos para el hogar y establecimientos comerciales, como para el recubrimiento total o parcial de paredes y suelos. En particular el bambú constituye desde hace algún tiempo una alternativa al parquet tradicional.

El bambú es un material de gran dureza, resistencia y elasticidad, llegando a ser incluso más estable que las maderas que solemos utilizar en el recubrimiento de suelos y la fabricación de tarimas. Se trata de una solución innovadora y además ecológica, puesto que evita la tala de árboles indiscriminada, su apariencia es elegante y su textura confortable, ayuda a que el ambiente sea más cálido y acogedor.

Empresas como Suelos de bambú o Pavimentosonline fabrican e instalan tarimas de bambú de la más alta calidad que son adecuadas para cubrir cualquier espacio. Además de su conveniencia estética, entre sus propiedades destacan, la textura antideslizante, el buen aislamiento de los sonidos y su calidad de material antialergénico.

Dependiendo del corte de la planta se distinguen dos disposiciones, la horizontal y la vertical, de veta ancha y estrecha respectivamente, los rodapiés y las molduras necesarias para completar el revestimiento del suelo se fabrican a juego. La instalación es muy sencilla, ya viene barnizado, no requiere ningún tratamiento posterior, se puede colocar sobre otro recubrimiento anterior, llegando incluso a ser factible que instalemos la tarima nosotros mismos si tenemos un poco de maña.

También te puede interesar:  Terapias aromáticas para el hogar