El suelo también importa

Uno de los elementos más importantes de nuestro hogar y que, probablemente, recibe menos atenciones, es el suelo. Tanto desde un punto estético, como funcional, la superficie que pisamos se convierte en un punto clave. Las tiendas de decoración y de elementos para el hogar ofrecen hoy en día una gran variedad de suelos en cuanto a materiales y aspectos estéticos.

Una cuestión que debemos tener en cuenta a la hora de elegir bien el suelo es la armonía con el resto de elementos de nuestra casa, especialmente con las paredes. Por ejemplo, si nuestra pasión es la madera  y optamos por una superficie de madera oscura conseguiremos una sensación de calidez. Pero también de oscuridad. Combinar esta clase de suelos oscuros, ya sean madera o laminado que la imita, con paredes con acabados claros es muy adecuado para conseguir un resultado luminoso.

Una de las opciones que más fuerza gana, es la de los suelos de vinilo. Se valora sobre todo, en este caso, su precio asequible y su comodidad de instalación. En la foto podéis observar varios ejemplos de este tipo de superficie. A su favor están también la facilidad de limpieza y el hecho de ser buenos aislantes acústicos. Por el contrario, pueden sufrir cortes si no tenemos cuidado.

Los suelos laminados, en general, gozan de mucha aceptación, gracias a su resistencia y a su bajo coste. Tenemos una gran cantidad de aspectos y combinaciones en las que, a buen seguro, encontraremos una opción que se adapte a nuestro hogar. Están realizados con un acabado de plástico y con una base de derivados de madera lo que le permite esa dureza antes reseñada y ser así, el suelo ideal para una casa con niños pequeños.

También te puede interesar:  Reviste de madera tus paredes

Tan solo os hemos presentado un bosquejo de las opciones para vuestros suelos, especialmente para salones y habitaciones. Pero os puede dar una idea de la oferta que tenéis a vuestra disposición. El suelo, sí importa.