Ya te hablamos el otro día de la importancia de escoger un buen suelo para tu casa. Muchas personas dejan este detalle un poco de lado y se encuentran con que tienen que hacer reformas muy pronto porque se ha estropeado o no es el correcto para su vivienda. Hoy te hablamos de los suelos de vinilo, una opción con muchas ventajas y completamente personalizable. Es un tipo de suelo muy completo ideal para oficinas, aunque también para cualquier estancia y tipo de vivienda, ya que es resistente y tiene muy poco mantenimiento.

Además de esto, si eres alérgico es la mejor opción: impiden que se acumule el polvo y previenen la aparición de ácaros. Aunque una limpieza habitual en tu vivienda es importante, este tipo de suelo contribuirá a que todo esté más limpio. Otra de las ventajas es la gran variedad que puedes encontrar. Además de los colores, hay diferentes texturas, de manera que puedes escoger varios efectos según la habitación de la casa.

Y lo que más me gusta al respecto: son súper fáciles de instalar, ya que no hay que quitar el suelo nuevo y ni siquiera es necesario hcer obras. El vinilo se pone encima del suelo que ya hay en tu hogar, así que no tienes que complicarte la vida ni contratar a expertos. Eso sí, entérate bien de cómo se pone para no tener que hacer un trabajo doble. Si quieres más resistencia, puedes poner más capas en tu vivienda. Así, durará mucho más.

Es una opción perfecta para viviendas modernas y darle un toque único, ¿qué me dices, te atreves?

También te puede interesar:  Ventanas para techos de Velux