Si lo que que deseas es dividir un espacio amplio, convertir una oficina en sala de conferencias o crear múltiples ambientes de uno sólo, una solución a tu problema es el empleo de tabiques móviles Rollingwall. Este sisetma de tabiquería vertical suspendida ademas de servir para la separación física, es útil como un método de aislación acústica de espacios.

Dos ejemplos de la aplicación de estos tabiques
Dos ejemplos de la aplicación de estos tabiques

Rollingwall no es más que tabiques móviles (mono-direccionales o multi-direccionales) que están compuestos por módulos independientes suspendidos de un carril superior fijo a una estructura resistente, no poseen una guía inferior en el suelo,  facilitando el libre movimiento  de personas.  El sistema no requiere mantenimiento y proporciona un índice de aislamiento acústico hasta de 51 decibeles.

Los tabiques utilizan para el desplamiento rodamientos de polímero autolubricados (de libre mantenimiento) y poseen entre ellos un dispositivo mecánico que libera de su interior dos traviesas telescópicas una superior y otra inferior que presionan contra el carril y el suelo garantizando aislación acústica

Todo el sistema se cierra hermeticamente, ajustándose al suelo, techo y laterales con el sistema de traviesas telescópicas, lo que aunado al empleo de perfiles siliconizados de tipo EPDM, permite obtener un aislamiento de ruidos en el ambiente al momento del ajuste y cierre.

El acabado de los paneles es a gusto del cliente, pudiendo ser con un estilo basado en maderas nobles, enchapes laminados, PVC, tableros MDF, estratificados, melaminas, tapizados, etc.

También te puede interesar:  Accesorios creados por diseñadores de prestigio, lujo garantizado