Para muchos actores, el amarillo es un color que da mala suerte, pero bueno, como nosotros no nos dedicamos al mundo del espectáculo, podemos permitirnos la posibilidad de poner un poco de amarillo en la decoración de nuestras casas. ;-)

Una de las ventajas de este tono es que es alegre y muy animado y sobre todo ahora, que viene el buen tiempo, es un color ideal para darle una nota colorida a nuestra casa.

¿No te parece una idea realmente estupenda? Lo cierto es que puede quedar muy bien, sobretodo si lo combinas con negro, por ejemplo, blanco y si te gustan más los colores fuertes, con otros tonos cítricos.

Lo mejor es optar por detalles como cojines, cajas, mantas... en este tono, que animan pero a la vez, no son excesivamente recargadas. Te dejo unas cuantas ideas para que veas la cantidad de posibilidades que te ofrece el amarillo.

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Mesa del salón con detalles en amarillo