¿Te sentarías en esta silla?

Pues la verdad, según desde qué ángulo se la mire, esta no es precisamente la silla más cómoda del mundo para sentarse… Menos mal que luego, bien vista, puede ser tan cómoda como cualquier otra.

Se trata de una silla que pertenece a la colección Thin Black Lines, del estudio japonés Nendo. Es una silla perfecta para convertirse en el centro de cualquier estancia, sobre todo, si tiene las paredes en color blanco, ya que el contraste es realmente estupendo. ¿Qué te parece la idea?

Además, el juego de formas y volúmenes es muy interesante, ya que dependiendo del ángulo desde el que mires la silla, las sensaciones son muy diferentes.

No hay duda de que se trata de una auténtica obra de arte, eso sí, de lo más contemporáneo y vanguardista. Una original silla perfecta más como elemento decorativo que funcional, pero todo un acierto para darle un aire vanguardista a cualquier habitación.

 

Vía| 1 design per day

También te puede interesar:  Una silla de cine
  • Pingback: Lo que he compartido hoy | Navegando con Red()