Hoy en día bajar el techo de viviendas antiguas suele ser una tarea muy realizada a la hora de buscar modernizarlas. Pero antes de tomar una decisión semejante es importante conocer que existe una gran variedad de técnicas empleadas para bajarlo de una manera muy simple, sin tener que romper y hacer nuevos en cada ambiente.


Entre estas técnicas, la más conocida y más empleada es la de construir falsos techos. La tarea consiste en montar armazones a la altura deseada y revestirlos con paneles de yeso.

Esta técnica posee un acabado muy similar al de los techos tradicionales, y para lograrlo se utilizan materiales como la masilla, la cual nos permite obtener un resultado completamente uniforme en toda la superficie. Además es posible optar por la alternativa de pintarlos de un color llamativo que nos permita lucirlos mucho más, convirtiéndolos en el foco de la decoración.

Se trata de una alternativa muy simple, rápida y económica, la cual nos ofrece resultados muy efectivos, ideales para aplicar en cualquier ambiente de nuestro hogar.

También te puede interesar:  Composición con un sofá bicolor