Conocer las técnicas para pintar paredes resulta muy interesante si quieres darle un aire nuevo y espectacular a las de tu hogar.

Técnicas para pintar paredes
Fuente: Pinturas Javier Gómez

Tener las paredes perfectas es la clave para que la decoración de una estancia sea un éxito, ya que de nada vale tener unos muebles muy bonitos si las paredes se ven feas y desgastadas. En cambio, unas paredes bien pintadas y decoradas pueden hacer que unos muebles sencillos formen un ambiente muy especial.

Dada su importancia, estaría bien que todos conociéramos las técnicas para pintar paredes más habituales, aquellas que nos permitan lograr diversos efectos para así conseguir resultados espectaculares. Lo hagamos nosotros o contratemos un profesional, saber y entender la técnica que quieres es imprescindible para que elijas lo que quieres.

¿Qué técnicas para pintar paredes hay?

Técnica de pintura

Esta técnica es la básica, simplemente aplicar la pintura. Es la más utilizada si lo único que quieres es tapar imperfecciones y dar color a cualquier estancia, y actualmente puedes encontrar cientos de colores y tonalidades para elegir. Debes tener en cuenta también el tipo de pintura, que vendrá determinado por la superficie que es y el acabado que quieres lograr.

Técnica de esponjeado

Entre las técnicas para pintar paredes se destaca el esponjeado, que consiste en, lo primero, pintar la pared con un color base, y después dar golpes suaves con una esponja bañada en otro color. Conseguirás una superposición de colores espectacular. Es importante que elijas bien si utilizas esponja sintética o natural, ya que el resultado final será diferente en función de la que sea.

También te puede interesar:  Ideas fáciles para decorar paredes

Técnica de trapeado

Técnicas para pintar paredes
Fuente: JV Limpiezas

Esta técnica tiene un procedimiento similar a la del esponjeado, pero en lugar de una esponja deberás utilizar un trapo o lienzo para dar ese segundo color. En este caso puedes utilizar más de dos colores, aunque no utilices demasiados ya que se vería muy sobrecargada y le restaría el efecto increíble que tiene.

Tienes tres posibilidades para llevar a cabo esta técnica, consiguiendo un efecto diferente en cada uno de ellos. Por un lado, con golpes suaves en la pared, al igual que con el esponjado. Otra opción es frotando el trapo contra las partes de la pared que quieras que tengan el efecto. Por último, también puedes hacer que vaya rotando con las formas que hayas pensado, aplicando así un diseño muy original y llamativo que le dará mucha personalidad a la estancia.

Técnica del estarcido

Técnicas para pintar paredes
Fuente: Habitissimo

El estarcido es otra de las técnicas para pintar paredes más utilizadas, también con pintura, y en este caso se imprime una imagen sobre una pared con la ayuda de una plantilla. Debes calcular bien el lugar en el que lo vas a aplicar, pegarlo con cinta adhesiva y pintar con un rodillo, pincel o esponja. El pincel es la mejor opción si va a utilizar varios colores en el mismo dibujo.

Técnica del gotelé

Técnicas para pintar paredes
Fuente: Énola

Es una de las más conocidas y básicas, una técnica con la que se esparce pintura más espesa de lo habitual y se deja que se acumulen gotas o grumos sobre la pared. Es la más adecuada si quieres un efecto grumoso en la pared, y aunque hace unos años era tendencia utilizarla, ha pasado de moda y ya no se ve tanto. Es perfecta si hay muchas imperfecciones en la pared ya que los disimula muy bien.

También te puede interesar:  Tapices para decorar la pared

Técnica del estucado veneciano

Para aplicarla se emplea una pasta preparada con polvo de mármol, cal y pigmentos, la cual permite obtener resultados elegantes, muy brillantes y espectaculares. El mejor efecto lo consigues si aplicas diferentes colores en cada pared, se nota mucho más y ofrece posibilidades infinitas.

¿Y si no quiero pintarla?

Si quieres renovar tus paredes pero no te apetece volver a pintarlas, aunque sea con técnicas muy originales y variadas, puedes decantarte por otras opciones que también te ofrecen múltiples posibilidades. Una de las más interesantes es el papel pintado, perfecto para poner y quitar sin tener que pintar, aunque es recomendable ponerlo para mucho tiempo ya que no es un proceso muy sencillo y la pared se resiente.

Técnicas para pintar paredes
Fuente: Vinilo Stickers

Los vinilos decorativos son otra alternativa muy interesante, y están tan de moda actualmente que puedes encontrar miles de diseños para todas las estancias. También puedes decantarte por paneles japoneses, especialmente si quieres darle a la estancia en cuestión un estilo oriental encantador. Por último, merece la pena también destacar las piedras o la madera, elementos naturales perfectos para cubrir las paredes si lo que buscas es un estilo rústico muy acogedor.

Como ves, puedes encontrar muchas opciones para decorar las paredes, tanto con las técnicas para pintar las paredes más habituales como con las otras muchas posibilidades existentes. ¿Cuál es tu favorita?