¿Has visto esas camisetas o vestidos hippies con la técnica del tie dye o el desteñido? En las prendas de ropa quedan muy bien, pero en la decoración de interiores también. Si quieres cambiar el toque de tu casa puedes utilizar esta técnica, conocida en Japón como shibori.

Es muy sencillo de hacer: si alguna vez lo has hecho con una camiseta ya sabrás que es muy fácil. Y si no, sigue estos consejos y verás qué rápido cambias toda la decoración de los muebles de casa. Puedes hacerlo de dos maneras: tiñendo o destiñendo. Vamos a ver las dos maneras, para que elijas la que más te convenga.

Para desteñir, tienes que tener prendas con colores. En un recipiente metálico e inoxidable, añade agua tibia y un producto decolorante. Una vez que remuevas la mezcla, añade la ropa que quieras desteñir y pon el recipiente al fuego. Déjalo en torno a media hora y saca la prenda dejando que se enfríe. Para que quede a parches, puedes introducirla por partes, con cuidado. También puedes desteñirla por completo y luego teñirla.

Para teñirla tienes que comprar un tinte en cualquier droguería o tienda especializada en telas. Los hay para agua caliente u otros que se pueden usar en frío. Estos últimos son muy prácticos para trabajos de precisión porque puedes llegar a hacer dibujos o delimitar zonas. Los normales son unos polvos que se disuelven en agua caliente donde se añade la ropa. Déjalo una media hora y añade algunas cucharadas de sal gorda para que fije el color.

Ten mucho cuidado cuando lo saques, porque soltará mucho color. Lávalo un par de veces y déjalo secar a la sombra. ¡Ya lo tienes! Cuando vayas a lavarlo, hazlo por separado, al menos las primeras veces, porque podría desteñir.

También te puede interesar:  Grandes ventanales, una apuesta luminosa