Aunque algunos se empeñen en hacer diseños retorcidos, algunos diseñadores e interioristas nos facilitan la vida muchísimo. Porque esto que ves en la foto es un invento que muchos hemos querido tener en esos momentos de crisis, cuando teníamos la ropa mojada recién sacada de la lavadora y en la terraza estaba diluviando.

Se trata de un tendedero que se cuelga del techo y queda justo encima del radiador. Está fabricado por Green Stamp y disponible en varios tamaños. La mecánica es sencilla. Esta percha se cuelga sobre la fuente de calor y en ella se ponen las prendas que queremos secar. Es mucho más seguro que poner las camisetas o las toallas mojadas encima del radiador. Además, si te has leído las instrucciones habrás visto que está completamente desaconsejado hacer eso porque pueden quemarse.

Otra solución que se suele hacer mucho es poner una cuerda por dentro de la mesa camilla para secar la ropa con el calor del brasero. ¡No! Puede caerse alguna y quemarse, provocando un incendio.

Para evitar esto, este tendedero para radiador es la solución, porque es completamente seguro. Puede soportar hasta 30 kilos de ropa y, lo mejor, está preparado para prendas grandes como las sábanas. ¿O acaso nunca te han dado problemas las sábanas cuando no podías tenderlas fuera?

Además, esto es muy práctico para esos apartamentos pequeñitos que ni siquiera tienen terraza y no puedes poner el tendedero en la ventana por “cuestiones de estética del edificio”. Seguro que más de uno, al independizaros, os habéis encontrado con este problema.

También te puede interesar:  Cómo evitar que el calor entre en casa

Pues ya se acabaron. Además, el diseño es muy original y funcional y puede servir también como parte de la decoración de tu casa dando un toque muy elegante.