Se acabaron los problemas para tender

 

Hace tiempo me mudé a un piso nuevo y tengo un problema: es muy pequeño y no tengo terraza, así que cuando pongo una lavadora tengo que llenar la casa de ropa mojada colgándola en un tendedero portátil o poniéndola en las sillas hasta que se seca. Y la verdad es que es un poco molesto, porque al final acabo con toda la casa llena de ropa.

Pero con este invento que he encontrado en la red creo que todos mis problemas se han solucionado. Es una persiana que se acopla a las ventanas y que puede abatirse hasta convertirse en un tendedero. Practico, funcional y totalmente elegante.

Es una idea de Kim Bobin y Ko Kyungeun, que han decidido dar un problema a las personas que, como yo, no tienen mucho sitio para poner un tendedero dentro de casa. Mientras no tengas que tender puedes dejarlo plegado y además, te servirá para que no entre el sol en casa. Y cuando tengas que tender, lo bajas y listo, ¡ya tienes tu tendedero! Y si llueve no pasa nada, porque puedes extenderlo y dejar la ventana cerrada. Tardará más en secarse, pero al final lo hará.

Lo que más me gusta es que cuando lo recoges no ocupa nada de sitio y si no se lo cuentas a nadie, ¿quién va a adivinar que hay un tendedero en tu ventana? Ya estoy buscando a ver dónde puedo comprar uno y ponerlo en la ventana. ¿No te parece un invento estupendo? Lo que no me puedo creer es que no venga de serie en los pisos pequeños…

También te puede interesar:  Consejos para conseguir el estilo barroco en tus habitaciones