Si dispones en tu casa de un balcón, o una terraza, sea cual sea su tamaño, tienes una mina. Los espacios abiertos dentro de una casa son un lujo que con muy poco dinero, pero con algo de imaginación pueden convertirse en espacios súper relajantes donde pasar ratos muy agradables.

Evidentemente, decorar una terraza depende del gusto de cada uno, de la decoración de la casa y de un montón de factores, como la climatología etc… Pero hay unas ciertas claves que nunca falla y pueden conseguir aportar una relajante sensación.

Utiliza la naturaleza. Los recursos de la madre naturaleza son un recurso inagotable. Pueden servir para conseguir una mayor intimidad, aislándonos del vecindario, pero al mismo tiempo dan una agradable sensación de oasis dentro de los edificios de una ciudad y según las plantas o flores que escojas, pueden servirte igualmente como elemento decorativo.

Para crear un espacio agradable y hacerte un chill out en tu propia casa, basta trasladar algún sillón viejo a la zona de la terraza, recúbrelo con alguna tela decorativa y ya tienes la zona creada. Si no tienes un sofá ni sillón, puedes sustituirlo por cojines, son cómodos, vistosos y fáciles de trasladar en caso de lluvia repentina.

La iluminación es importante, pero para eso tienes un primer recurso que son las velas. De noche y con pantallas de colores crearán un gran ambiente. También puedes poner farolillos o cualquier otro sistema que puedas colgar. Una solución rápida y vistosa es sacar del armario las luces de navidad, le darán un toque festivo ideal para organizar cenas o encuentros con amigos.

También te puede interesar:  Una cama diseñada según los principios del feng shui

Si no tienes claro cuál es el estilo más adecuado para tu terraza, prueba a darle un toque étnico con mimbres, plantas, o un cierto aire oriental con piedras. Nunca falla.

Marga G.-Chas Ocaña